Cristales laminados

Se considera el cristal laminado a un acristalamiento de seguridad que se compone de dos más vidrios que se encuentran unidos por una o varias láminas de butrial de polvinilo (PVB). Se puede tratar de una lámina translucida o transparente, además que puede ser de varios colores, o añadir dibujos, diodos ...

Los cristales laminados en caso de choques o de impactos, ayudan a mantener los vidrios unidos, así el vidrio aunque se rompa, se va a mantener unido a la lámina de PVB.

Tipos de cristales laminados

El cristal laminado puede contar con una o varias láminas intermedias. Existen varias opciones desde un cristal laminado con solo un film de plástico, que ofrece una protección básica. Además ayuda a proteger a las personas en caso de heridas de una rotura accidental.

Si se compone de dos o más films, estas láminas para ventanas permiten tener una protección más reforzada que ayuda a contra el riesgo de caída al vacío o contra la caída de objetos. Así con las dos opciones, el vidrio permanecerá en su lugar, pegados al film de plástico que evitarán cortes y caídas.

Se puede fabricar con vidrio templado o sin templar. Si se trata del vidrio templado, quiere decir que se van a juntar en el mismo cristal la cualidad del tratamiento del temple y del laminado.

Ventajas del cristal laminado

  • Mayor resistencia
  • Es un cristal inseparable
  • Mejora la seguridad
  • Protege a los niños y adultos
  • Filtra los rayos UV
  • Efectos de degradación de color

El cristal laminado se puede combinar con otras propiedades que ayudan a aumentar el confort: aislamiento térmico, acústico, decoración, limpieza ... hasta con pegatinas de protección solar.

Contacte con nosotros

opcional

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Puedes saber más en este link.